Permalink  textos

iconoDe cine... la nouvelle hack!

Del “peer to peer” al “face to face”

Han quedado a las 20.00, van llegando poco a poco y cada uno trae una filmoteca propia, celosamente guardada en un disco duro externo, en un portátil, en una tarrina de CDs. Pasarán dos horas juntos, charlando alegremente, descubriendo miles de corrientes artísticas, subculturas y mundos visuales. Buscan películas marginales y comerciales, documentales propios y ajenos, series de televisión y radio de mundos lejanos y a la vez cercanos. Y en un par de horas intercambian más películas que las que Paramount contiene en su distribuidora nacional. Son redes cara a cara: espacios en los que reconstruir la lista de las mejores películas de la historia, las que a ti te gustan. Espacios como los que crearon los hacklab de Bilbao, Madrid o Sevilla dentro de la campaña CompartirEsBueno.Net. Pero las redes digitales, incluso las humanas, no son los únicos espacios de distribución del cine alternativo. A la par que los repositorios multimedia los servidores libres con suficiente ancho de banda para retransmitir en condiciones óptimas, son los festivales independientes los que abanderan la distribución pública del nuevo cine sin cadenas. Es el caso de zemos que llevan años aplicados a la tarea o de la red ZinePobre un experimento que saca a la calle proyecciones simultáneas en diversas ciudades para hacer visible lo que no puede cabida en otros canales de distribución.

La Muestra de cine de Lavapiés que se está convirtiendo en cita obligada, y muy especial, de los amantes del buen cine en Madrid. “Somos una muestra de cine que no recibe ningún tipo de subvención” comentan sus organizadores “y se realiza en distintos espacios del barrio de Lavapiés, en las plazas, en solares abandonados, en bares o asociaciones culturales.” La Muestra de cine combina películas de gran factura con autoproducciones apostando desde hace años por la difusión de la cultura libre. “Siempre paralelamente a los pases de películas ‘mas famosas’ hemos realizado una
convocatoria de autoproducciones, año tras años recibimos más y mejores. En las bases de la convocatoria
especificamos que le damos valor a las obras registradas con licencias libres”. Pero muchos no han pillado todavía de qué va esto del copyleft. “La mayoria de las obras que nos llega no tienen copyright, son muchos los que escriben cosas del tipo...copia piratea y pásalo... o que rechazan explícitamente a VEGAP o la SGAE... Pero lo que tiene que empezar a calar es que si no especificas que tu obra visual tiene una licencia copyleft (que puede ser copiada y distribuida libremente) automáticamente adquiere el copyright más restrictivo”.

Las licencias CreativeCommons no sólo pueden permitir la libre distribución de la película sino su libre modificación, que es mucho más poderoso. Es el ejemplo de la película Lavorare con lentezza cuyo guión, desarrollado por Wu Ming (un colectivo de escritores italianos) es copyleft y por ello pudo ser subtitulada en español libremente por la gente de la Muestra de Cine de Lavapiés (Madrid).

No hay cine libre sin software libre

Aparte de subtitular y reutilizar imágenes, la creación colectiva en cine (exprimir el potencial de la libre modificación) no es sencilla, es difícil cambiar el final de una película si no tienes a los actores originales... a no ser que la se trate de una película de animación. El corto de animación Elephant dreams es el buque insignia de la animación libre y merece la pena verlo. Hecho totalmente con software libre despliega todo el potencial de Blender 3D, un programa de diseño y animación 3D a la altura de Hollywood. Pero no es el único programa. Las capturas con dvgrab siempre son las que mas garantías dan de que no se te pierda ni un solo frame. Kino y Avidemux siguen siendo programas muy fiables e intuitivos para quién quiere dar sus primeros pasos en el montaje audiovisual, pero Cinelerra permite una edición
profesional. Jahshaka15 acaba de salir a la calle, con el lema Powering the new Hollywood, permite editar la post producción sin más límites que la imaginación. Y ya no hay excusas para los no iniciados en el mundo de GNU/Linux, Ubuntu Studio es una distribución libre pensada por y para el cine digital desde el ordenador de tu casa. No sólo de software vive el cine libre. Una película requiere muchos más conocimientos. También los hay libres.

Vecinos productions, directores de Terroralia y La continuidad de las ciudades han hecho algo más que películas copyleft: un completo manual de cine libre. No tiene desperdicio, nos explican desde como hacer los trucos digitales, hasta los formatos de compresión pasando por las direcciones donde alquilan los focos de luz mas económicos. Incluso el proyecto WikiBooks cuenta con un manual (también copyleft) que explica, paso por paso, todo lo necesario para hacer una película. Ya sabes, este fin de semana tienes una alternativa diferente a la de ir al cine. Traértelo a casa.

EVhAck (evhack.info@gmail.com)

Licencia Copyleft:

Este texto está bajo una licencia Creative Commons Atribución­CompartirIgual 2.5:

Se permite la copia, distribución, reproducción, préstamos y modificación total o parcial de este texto por cualquier medio, siempre y cuando se acredite la autoría original y la obra resultante se distribuya bajo los términos de una licencia idéntica a esta.

Páginas: 1 · 2 · 3